febrero 24, 2024
playground joven picado por pulpo venenoso023

Joven australiano estuvo a punto de morir tras recolectar conchas venenosas

Un joven australiano de 18 años estuvo al borde de la muerte luego de recolectar unas conchas sin saber que contenían un pulpo de anillos azules, uno de los animales más venenosos del mundo. Jacob Eggington se encontraba nadando y buscando conchas en Shoalwater Beach en la ciudad de Perth cuando fue sorprendido por el pulpo venenoso.

No fue hasta que llegó a la orilla para mostrarle las conchas a su sobrina que Jacob se dio cuenta de que había sido mordido. El pulpo de anillos azules se encontraba en una de las conchas que había recolectado.

TE PUEDE INTERESAR:  Alerta de EE.UU. activará masivamente los teléfonos

El peligro del pulpo de anillos azules

El pulpo de anillos azules es una de las especies más venenosas del planeta y habita en las aguas del océano Pacífico e Índico. Este pequeño molusco se caracteriza por sus llamativos colores azul y amarillo en los anillos de su cuerpo.

El veneno de este pulpo es tan potente que puede provocar la muerte a varias personas en cuestión de minutos. Su neurotoxina tiene la capacidad de paralizar a una persona al privarle de oxígeno, lo que puede llevar al fallecimiento en los casos más graves. Aunque la mayoría de las picaduras no son dolorosas, los efectos del veneno pueden ser devastadores.

TE PUEDE INTERESAR:  ¿Cuánto tiempo debe transcurrir antes de retomar la ingesta de vitaminas?

Síntomas y tratamiento

Los síntomas de la picadura de este pulpo incluyen entumecimiento muscular, náuseas, pérdida de visión y de las capacidades psicomotrices. A medida que pasa el tiempo, el veneno se expande por el cuerpo, generando una parálisis muscular que puede desencadenar en un paro respiratorio. Actualmente no existe un antídoto para contrarrestar el veneno del pulpo de anillos azules, por lo que las víctimas solo pueden ser salvadas mediante la respiración artificial.

Esta no es la primera vez que se reporta un incidente relacionado con el pulpo de anillos azules en las costas del océano Pacífico. Es importante tomar precauciones al manipular conchas y otros elementos encontrados en la playa para evitar accidentes como el de Jacob Eggington.

TE PUEDE INTERESAR: 

Resumen de la noticia

– Un joven australiano casi pierde la vida al recolectar conchas en una playa.
– Fue mordido por un pulpo de anillos azules, uno de los animales más venenosos del mundo.
– El joven descubrió la mordedura cuando llegó a la orilla y mostró las conchas a su sobrina.
– El pulpo de anillos azules tiene una poderosa neurotoxina que puede provocar la muerte en pocos minutos.
– No existe un antídoto para tratar el veneno de este pulpo y las víctimas solo pueden salvarse recibiendo respiración artificial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *