julio 13, 2024
N7JV7LJ6D5AVPIC7YVELDDMEMQ

**Desbordados por cayucos, los menores migrantes en Canarias viven en la precariedad**

Desde que se bajó del cayuco hace nueve meses, Sam, un joven senegalés que vive en un centro de menores de Tenerife, sigue la misma frustrante rutina. Se despierta sobre las nueve con el zarandeo de los educadores, desayuna y sale a la calle a sentarse en una acera bajo el sol. En el polígono donde vive no se puede hacer mucho así que se tira en el suelo con otros chicos a escuchar música y ver vídeos de Tik Tok. A la hora de la comida regresa al centro y, tras el almuerzo, regresa a la calzada hasta la hora de la cena. Cuando cae la noche arrastra los pies hasta su dormitorio, un salón de actos inundado de camas en las que se acuestan unos 200 niños y adolescentes.

TE PUEDE INTERESAR:  Sánchez busca inversiones con progresistas Lula Da Silva y Boric durante crisis política en España

**El colapso migratorio en Canarias desborda al Gobierno**

Canarias lleva años desbordada con el desembarco de menores que viajan solos en los cayucos, pero desde octubre la situación roza el colapso. Según el Gobierno canario, las islas acogen a unos 5.600 niños y adolescentes, cuando su capacidad máxima estaría en 2.000. En los últimos 18 meses, las islas han recibido a la mitad de todos los menores extranjeros sin referentes familiares que han llegado a España.

**Descontrol y problemas en los centros de acogida**

TE PUEDE INTERESAR:  El PSOE busca convencer a Sánchez de no marcharse | España

El colapso ha traído descontrol y problemas. Algunos han acabado saltando a los medios, como las escandalosas condiciones en las que vivían medio centenar de niños en un centro de Lanzarote que la Fiscalía mandó cerrar, pero que sigue abierto porque no hay otro lugar donde alojarlos. Otras cuestiones, como el hacinamiento, la falta de formación y actividades para los niños, la contratación de educadores sin formación, la falta de personal o los malos tratos contra los menores, permanecen invisibles.

Resumen de la noticia

1. Sam, un joven senegalés en un centro de menores en Tenerife, lleva nueve meses sin hacer nada más que sentarse en la calle.
2. Canarias está desbordada con la llegada de menores migrantes solos, acogiendo actualmente a unos 5.600, cuando su capacidad máxima sería de 2.000.
3. El hacinamiento en centros de menores ha traído problemas como falta de formación y actividades, maltratos, y falta de documentación.
4. El Gobierno de Canarias está intentando resolver el problema con un plan de choque, mientras se espera la aprobación de un cambio legislativo para el reparto de menores por todas las comunidades autónomas.
5. Algunos centros han tenido condiciones inaceptables, como tener a 200 niños en un espacio para 20, y algunos chicos denuncian maltratos y habitaciones de aislamiento.

TE PUEDE INTERESAR:  La Audiencia Nacional rechaza investigación del asesino de Arturo Ruiz en España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *