febrero 24, 2024
5KUJYOMNHFB6ZF7S6M77WHKEZY

La progresiva minusvaloración de lo público en España y sus consecuencias

En las últimas décadas, España ha experimentado una progresiva disminución del aprecio por los servicios públicos y una creciente valoración de los servicios privados, lo que ha llevado a una mayor desigualdad social y una menor cohesión entre los ciudadanos. Esta tendencia, promovida por sectores conservadores, ha generado fenómenos como el NIMBY, en el que las comunidades vecinales apoyan políticas públicas siempre y cuando no se desarrollen cerca de ellas.

Esta tendencia también se ha reflejado en la disminución de las políticas inversoras, que se han ido reduciendo en las últimas décadas a pesar de los esfuerzos del Gobierno durante la pandemia de COVID-19 por darles prioridad. Dos ejemplos destacados de esta tendencia son el retroceso de las políticas de salud y educación en España.

El retroceso de las políticas de salud y educación

En el ámbito de la salud, la sanidad privada ha experimentado un crecimiento anual del 4% desde 2017 y alcanzó su máximo histórico en 2022 con más de 12 millones de personas aseguradas. La mitad de los centros de salud mental en España pertenecen al sector privado. Esta situación pone en riesgo la igualdad de acceso a la salud y la posibilidad de vivir y morir con dignidad.

TE PUEDE INTERESAR:  El Gobierno asegura la integridad del principio de caja única de la Seguridad Social

En cuanto a la educación, los datos muestran un incremento del 27% en la educación privada en 2022 en comparación con 2015. Esta tendencia contribuye a la desigualdad social, ya que la mayoría de los colegios públicos se encuentran en zonas con un nivel de renta más bajo, mientras que en las áreas con rentas más altas predominan los colegios privados y concertados.

Revertir la situación y fortalecer lo público

Para revertir esta situación, se necesitan diversas acciones. En primer lugar, es crucial invertir en los servicios públicos para compensar los recortes realizados en el pasado. También es necesario reformar la Administración pública para acercarla a la ciudadanía y mejorar la comunicación, agilizar los procesos y promover la formación y motivación del personal funcionario.

TE PUEDE INTERESAR:  Renuncian todos los ministros socialistas menos Montero, Bolaños y Puente | España

Además, se puede recurrir a políticas de impulsos colectivos, conocidas como nudges, que han demostrado ser efectivas en otros países. Estas políticas utilizan la ciencia del comportamiento para fomentar la participación ciudadana y reducir la desafección hacia lo público. Por ejemplo, se han implementado en el Reino Unido para promover la pesca sostenible y aumentar la donación de órganos, en Dinamarca para incrementar la participación de los jóvenes y en Países Bajos para reducir la basura en espacios públicos.

Los servicios públicos son fundamentales para el bienestar de la sociedad, y es responsabilidad y derecho de la Administración pública fortalecerlos y mejorar su funcionamiento. Solo a través de una inversión decidida, una reforma de la Administración y la implementación de políticas efectivas, se podrá recuperar la confianza de los ciudadanos en lo público y garantizar una sociedad más equitativa y cohesionada.

TE PUEDE INTERESAR:  Yolanda Díaz espera investidura “breve” de Pedro Sánchez | España

Resumen de la noticia

– Existe una progresiva minusvaloración de lo público, lo que lleva al crecimiento de los servicios privados y a una menor cohesión social.
– Se observa oposición a la implantación de energías renovables y a la creación de centros de acogida y espacios públicos.
– Las políticas inversoras se han retrayendo en las últimas décadas.
– El sector sanitario privado y la educación privada están en aumento, lo cual profundiza la desigualdad social.
– Además de invertir y reformar la Administración pública, se puede reducir la desafección de la ciudadanía a través de políticas de nudges o impulsos colectivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *