febrero 25, 2024
TZANWXBYWZD4NEZIBSI6U4AH3Q

Implantar como lenguas oficiales en la Unión Europea el catalán, el euskera y el gallego, como ha reclamado España, costaría al menos 132 millones de euros al año. Según un informe preliminar de la Comisión Europea, solicitado por el Gobierno de Pedro Sánchez, este sería el impacto económico derivado de contratar a traductores e intérpretes, adaptar las bases de datos y los sistemas técnicos. El Ejecutivo de Sánchez ha asegurado que asumirá el coste si su petición prospera. Sin embargo, la medida debe recibir aún el apoyo unánime de los países miembros, lo que no está garantizado.

El informe de la Comisión Europea se basa en el antecedente de Irlanda con el gaélico y estima que para las tres lenguas cooficiales españolas serían necesarios 44 millones anuales por cada una. Actualmente, hay 24 idiomas oficiales en la UE, y todos son oficiales en el conjunto de sus respectivos países. Las instituciones comunitarias sumaron por última vez una lengua en 2015: el gaélico.

TE PUEDE INTERESAR:  N. Sartorius: La Transición española, convertir necesidad en virtud

El ministro de Exteriores español, José Manuel Albares, ha presentado la propuesta como una medida específica para las lenguas cooficiales españolas, basada en sus características especiales, y ha destacado que no daría lugar a un precedente. No obstante, varios socios se han mostrado reacios a cualquier cambio, tanto por dudas técnicas y económicas como por sus propias realidades internas con lenguas minoritarias.

El análisis de la Comisión Europea señala que, de aprobarse la medida, habría un periodo de introducción gradual para la logística, lo que podría mitigar algunos de los costes durante el tiempo que dure. El gaélico, que ha sido lengua de los tratados comunitarios desde 1973, tuvo un proceso similar de introducción gradual antes de convertirse en lengua oficial y de trabajo de la UE.

TE PUEDE INTERESAR:  Ministras más valoradas durante mandato: Robles, Calviño y Díaz

En conclusión, la implantación de las lenguas catalán, euskera y gallego como oficiales en la Unión Europea tendría un coste estimado de al menos 132 millones de euros anuales. El apoyo unánime de los países miembros es necesario para que esta medida prospere. La propuesta española ha despertado reticencias tanto por su carácter político como por las dudas técnicas y económicas que genera.

Resumen de la noticia

– Implantar el catalán, el euskera y el gallego como lenguas oficiales en la Unión Europea costaría al menos 132 millones de euros al año.
– El informe de la Comisión Europea estima que serían necesarios 44 millones anuales por cada una de las tres lenguas para contratar traductores e intérpretes y adaptar los sistemas técnicos.
– España asumiría el coste si su petición prospera, pero necesita el apoyo unánime de los países miembros.
– El antecedente utilizado para hacer los cálculos es Irlanda con el gaélico, que ha tenido una transición gradual como lengua de trabajo en la UE.
– Algunos socios de la UE muestran reticencias debido a las connotaciones políticas y a su propia situación con lenguas minoritarias.

TE PUEDE INTERESAR:  La eternidad de España: opinión del martes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *