julio 22, 2024
5KGYOYYXJZGCBFBGJHKRSS72CQ


El Tribunal Constitucional español, clave en la legislatura 2024

No era fácil imaginar en 2022 las consecuencias que tendría la batalla por la renovación del Tribunal Constitucional en España. Durante seis meses, el Gobierno y la derecha judicial libraron una guerra sin cuartel para cambiar a una mayoría progresista en el Tribunal. Finalmente, tras varias polémicas y presiones, se logró renovar el Constitucional.

La importancia del Constitucional en 2024

Después de la renovación, se esperaba que el Constitucional tuviera un papel fundamental en la legislatura 2024. Uno de los temas más relevantes es la ley de amnistía, que se ha convertido en la clave de bóveda de la legislatura. El Tribunal Supremo dejó en papel mojado la ley de amnistía, argumentando un enriquecimiento personal de los líderes del procés condenados por malversación.

TE PUEDE INTERESAR:  Resultados de las encuestas en Euskadi | Boletín informativo de Kiko Llaneras

Consecuencias políticas y perspectivas

El Gobierno ha manifestado su desacuerdo con la decisión del Tribunal Supremo y confía en que el Tribunal Constitucional enmendará la plana. Sin embargo, las consecuencias políticas de esta situación aún no están claras, y tanto el Gobierno como la oposición mantienen posturas divergentes al respecto.

La batalla entre un sector importante de la justicia y el Gobierno ha dominado los últimos años en España. Ahora, con el Tribunal Constitucional con mayoría progresista, la perspectiva parece haber cambiado, aunque persisten las tensiones en torno a la implementación de la ley de amnistía.

TE PUEDE INTERESAR:  Manifestación de miles de policías y guardias civiles en respuesta a ofensiva de PP y Vox contra Marlaska en España


Resumen de la noticia

– Durante 2021 y 2022, el Gobierno recibió duras críticas por la elección de magistrados conservadores para el Tribunal Constitucional, con el objetivo de renovarlo y lograr una mayoría progresista.
– La renovación del Tribunal Constitucional fue el resultado de una intensa batalla entre el Gobierno y la derecha judicial y política, que duró seis meses.
– El Tribunal Supremo dejó en papel mojado la ley de amnistía aprobada por el Congreso, argumentando un posible enriquecimiento personal de los líderes independentistas condenados en el procés.
– El Gobierno confía en que el Tribunal Constitucional enmendará la decisión del Supremo y aplicará la ley de amnistía para todos los implicados en el caso.
– Existe una batalla entre el gobierno y el socio minoritario de la coalición, Sumar, sobre la necesidad de tomar decisiones de fondo para evitar que la justicia se convierta en un ariete de oposición al Ejecutivo.

TE PUEDE INTERESAR:  Imanol Pradales reflexiona sobre la influencia de ETA en la pulsión soberanista durante las elecciones en el País Vasco 21-A.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *