febrero 23, 2024
CKHSMFXIHZCULO443BIGRISMBU

Amnistía y mediador internacional: exigencias de los independentistas catalanes en la negociación para la investidura de Pedro Sánchez

En la negociación para la investidura de Pedro Sánchez, el tema de la amnistía ha sido central, pero los independentistas catalanes están solicitando más. Además de la amnistía, que ya está en proceso de negociación, el partido Junts exige la presencia de un mediador internacional para garantizar los acuerdos. Sin embargo, el PSOE rechaza esta idea y se están buscando alternativas. Además, se ha reintroducido otro elemento en la negociación. Tanto Carles Puigdemont, líder de Junts, como Andoni Ortuzar, líder del PNV, han planteado el reconocimiento de Cataluña y el País Vasco como naciones, en lugar de nacionalidades como establece la Constitución.

Puigdemont utilizó las redes sociales para reafirmar la condición nacional de Cataluña, mientras que La Vanguardia informó que se está considerando el reconocimiento de Cataluña como minoría nacional. Esto resulta difícil de aceptar por parte del PSOE, ya que los independentistas no estaban dispuestos a pactar una reforma en el Estatut. Por su parte, Ortuzar declaró que es el momento de reconocer a Euskadi como una nación.

Sin embargo, tanto Puigdemont como Ortuzar no han dejado claro si el reconocimiento de sus respectivas regiones como naciones es una condición imprescindible para la investidura de Sánchez.

TE PUEDE INTERESAR:  Díaz e Illa, “embajadores” del Gobierno y pacto por la amnistía

Por otro lado, ERC ha intensificado sus demandas sobre inversiones, financiación y transferencia de competencias. Su objetivo principal es conseguir la plena gestión de los trenes de cercanías y reducir el déficit fiscal de Cataluña, estimado en 22.000 millones de euros.

El gobierno defiende que ha realizado concesiones, como el uso del catalán en el Congreso y el intento de oficializarlo en la UE. Además, el Ministerio del Interior ha pedido a Europol que elimine las menciones que vinculan al independentismo con el terrorismo.

Para posibilitar la formación de grupos propios en el Congreso para ERC y Junts, el PSOE y Sumar han hecho concesiones en la Mesa del Congreso, aunque inicialmente no cumplían los requisitos establecidos en el Reglamento. Sin embargo, los partidos independentistas insisten en que aún quedan temas pendientes y se debe avanzar rápidamente para cerrar acuerdos dentro del plazo establecido.

La intervención de Pere Aragonès en el Senado y la falta de respuesta por parte de los socialistas indican el interés en establecer una buena relación entre el Govern y el Gobierno en funciones. Aragonès y Oriol Junqueras de ERC dan por hecho la amnistía y coinciden en que el referéndum debería ser tratado aparte de la negociación con el PSOE. La táctica es buscar avances en asuntos que mejoren la vida de los ciudadanos.

TE PUEDE INTERESAR:  Avance Ley Memoria Democrática: desenterrando historia, cerrando heridas.

Transferir las competencias de la red de Rodalies, los trenes de cercanías catalanes, es una prioridad para Esquerra. Esta red tiene más de 300.000 usuarios diarios, pero ofrece un servicio deficiente. Mejorar la financiación para Cataluña también es un tema importante en la negociación.

El PSC de Cataluña ha mostrado disposición a negociar estos asuntos. ERC sigue hablando de referéndum, pero siempre menciona que debe ser pactado. La Generalitat ha dejado claro que, por ahora, no es el momento de discutir la autodeterminación. Una vez concluida la investidura, se convocará una mesa de partidos del Parlament de Cataluña.

Se dice que la negociación avanza, pero está en un momento decisivo y se deben lograr avances concretos. Además, esta semana se sabrá si Puigdemont tiene libertad para continuar con las negociaciones. El plazo para que los miembros del Consell de la República voten sobre el bloqueo a la reelección de Pedro Sánchez se cierra el lunes. Si el resultado es positivo para Puigdemont, podría acelerar las negociaciones.

La próxima semana, se llevará a cabo la jura de la Constitución de la princesa Leonor, y a partir de allí, cualquier fecha es válida para cerrar el acuerdo e iniciar la investidura. Los actores involucrados aseguran que no quieren llegar hasta el final, pero Ortuzar no descarta que se pueda llegar a la fecha límite del 27 de noviembre. Todo dependerá de las soluciones imaginativas que encuentren los negociadores en los próximos días.

TE PUEDE INTERESAR:  Cuatro arrestados en operación antiyihadista en Madrid, Barcelona y Granada - España

En otro tema relacionado, España presentará nuevamente su solicitud de que el catalán, el euskera y el gallego sean reconocidos como idiomas oficiales en la Unión Europea. Sin embargo, no se espera una decisión unánime por parte de los Veintisiete en el corto plazo. Aunque persisten los recelos, nadie quiere frenar el proceso en este momento.

Resumen de la noticia

– Los independentistas catalanes están exigiendo además de la amnistía, un mediador internacional para garantizar los acuerdos, algo que el PSOE rechaza.
– Carles Puigdemont y Andoni Ortuzar han recuperado el debate sobre el reconocimiento de Cataluña y el País Vasco como naciones.
– Los independentistas también están demandando inversiones, financiación y traspaso de competencias.
– El PSOE ha hecho concesiones en cuanto al uso del catalán en el Congreso y en la UE, y ha pedido a la Europol que elimine las alusiones que vinculan al secesionismo con el terrorismo.
– La transferencia de todas las competencias de la red de Rodalies y la mejora de la financiación para Cataluña son temas clave en las negociaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *