mayo 27, 2024
WYOTHUIWPBLLZEU6ADJHBOEHGU

El Tribunal Constitucional ratifica que los escaños pertenecen a los diputados y senadores, no a los partidos

El Tribunal Constitucional ha establecido en su doctrina que el escaño de un parlamentario no pertenece al partido en cuyas listas fue elegido, sino al propio diputado o senador, como representante de los ciudadanos que lo habían elegido. Esta interpretación se sostiene desde la primera sentencia sobre el dilema que se produce en los casos de ruptura entre el parlamentario y la organización que le llevó en sus listas, en 1983.

Antecedentes y casos emblemáticos

El primer caso en plantearse al tribunal fue el de Miguel Ángel Bellido del Pino, alcalde de Andújar (Jaén), que en agosto de 1980 fue expulsado del PSOE y de la corporación municipal a los cuatro meses de llegar a la alcaldía. El partido quería nombrar a otra persona para dicha responsabilidad, pero Bellido se negó a dimitir para que corriera la lista y eso desencadenó el conflicto. El Tribunal Constitucional sostuvo que la permanencia de los representantes depende de la voluntad de los electores y no del partido.

TE PUEDE INTERESAR:  Marta Rovira: Falta madurez política, acusaciones de terrorismo sin valor

En otro caso emblemático, el Constitucional ordenó la restitución de cinco concejales del PCE, expulsados del Ayuntamiento de Madrid tras un enfrentamiento con la dirección comunista. El tribunal argumentó que los cargos electos son titulares de una función pública a la que no pueden poner término decisiones de entidades que no son órganos del Estado.

TE PUEDE INTERESAR:  Impulsivamente, investigado declara ataque fatal en Bilbao | España

Actualidad: Amparo a exdiputados andaluces expulsados de su grupo parlamentario

En septiembre pasado, el Constitucional concedió amparo a la exdiputada Teresa Rodríguez y otros ocho miembros del Parlamento andaluz que fueron expulsados de su grupo parlamentario en 2020 a instancias de Podemos e IU. La sentencia estimó que la Mesa del Parlamento vulneró sus derechos fundamentales al dar por buena dicha expulsión sin aplicar correctamente el reglamento de la cámara, lo que los dejaba como diputados no adscritos con menos recursos para su labor parlamentaria.

Resumen de la noticia

1. El Tribunal Constitucional establece que el escaño de un parlamentario pertenece al propio diputado o senador, no al partido.
2. La permanencia de los representantes en el cargo depende de la voluntad de los electores y no de los partidos.
3. En un caso de ruptura entre el parlamentario y su partido, el escaño obtenido no puede ser arrebatado por la organización.
4. En 2003, se planteó la posibilidad de establecer mecanismos de control a los partidos para evitar situaciones como el Tamayazo.
5. Recientemente, el Constitucional concedió amparo a exdiputados expulsados de su grupo parlamentario por romper con la formación con la que estaban coaligados.

TE PUEDE INTERESAR:  Polémico pacto entre socialistas y Bildu conmociona la política en Navarra | España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *