julio 22, 2024
237CAAJ4JVHXTOFJFN6QOEQ4EY

El arranque de la campaña electoral catalana ha sido marcado por la carta de Pedro Sánchez anunciando que medita dimitir por el “acoso” de la derecha y la ultraderecha a su esposa, cambiando así las tornas de la campaña. El favorito, Salvador Illa (PSC), ha debido adaptar su estrategia y elevar el tiro, centrando sus mensajes en la defensa de la democracia. Carles Puigdemont (Junts) ha perdido el protagonismo que había conseguido tener encima de su cabeza, mientras que Pere Aragonès (ERC) aboga por plantar cara a la extrema derecha.

TE PUEDE INTERESAR:  Gobierno arremete contra los cambios de Feijóo: “No apoyaremos esa fruta podrida”

En cuanto a las encuestas, el PSC obtendría entre 39 y 40 escaños, seguido por Junts per Catalunya con entre 28 y 30, y Esquerra Republicana con entre 27 y 28. La mayoría absoluta está en 68 diputados, lo que llevaría a las fuerzas independentistas a depender del resultado de Aliança Catalana, la formación secesionista de extrema derecha islamófoba que aspira a entrar en el Parlament con hasta dos escaños.

Los partidos se ven en la necesidad de mirar a los más pequeños de cara a posibles pactos poselectorales, como en el caso de los comunes, que inician la campaña agitando la bandera ecologista en contra del macrocasino Hard Rock de Salou. Por su parte, el PP, con Cuca Gamarra, busca posicionarse en un escenario donde Ciudadanos desaparecería del arco parlamentario, según las encuestas.

TE PUEDE INTERESAR:  Marlaska es reprobado por el Senado por falta de recursos para la Guardia Civil en el Estrecho luchando contra el narco

Resumen de la noticia

1. La carta de Pedro Sánchez anunciando que medita dimitir ha cambiado las tornas de la campaña catalana.
2. Carles Puigdemont ha perdido el foco que había conseguido tener encima de su cabeza.
3. Salvador Illa y el PSC han optado por elevar el tiro en sus mensajes de apoyo a Sánchez.
4. ERC ha sido más conciliador en sus declaraciones, instando a Sánchez a plantar cara a la extrema derecha.
5. La encuesta del CIS sitúa al PSC como favorito en las elecciones catalanas, seguido de Junts y ERC, con la posibilidad de necesidad de pactos poselectorales con los partidos más pequeños.

TE PUEDE INTERESAR:  Feijóo propone remodelación segura al PP el jueves

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *