julio 22, 2024
17137358181857

Fiesta por todo lo alto en el Bernabéu

Había muchas cosas que celebrar tras la hazaña de Manchester y el triunfo ante el Barcelona no hizo más que dar rienda suelta a todos los festejos pendientes. Ya se pudo intuir la que se iba a montar al final del partido cuando Bellingham marcó el 3-2 y todo el banquillo del Real Madrid saltó al terreno de juego para celebrarlo. Una imagen muy similar a la de las míticas remontadas de Champions.

Bellingham puso patas arriba el Bernabéu y la afición se lo pasó en grande. Tras celebrar como merecía el gol del inglés y corear el Jude, Jude, Jude!, la grada comenzó a repasar uno por uno todo el repertorio de cánticos. Primero, como no, se escuchó el Campeones, campeones!, para luego, y todavía con el balón en juego en los últimos compases del partido, mirar al banquillo del Barça y acordarse de su técnico. Xavi, quédate, Xavi, quédate, se escuchó en pleno jolgorio madridista.

TE PUEDE INTERESAR:  Real Sociedad: Zakharyan busca regresar a Europa y aumentar su cantidad de goles para la próxima temporada.

Fiesta con los jugadores

Tras sufrir los últimos arreones del Barça y ovacionar a Lunin en dos intervenciones en la recta final, el Bernabéu no veía el momento de empezar la fiesta. Tras el pitido final, el ambiente festivo inundó la atmósfera de un coliseo blanco que ya celebró una Liga que aún se debe rematar. ¡Cómo no te voy a querer!, Así, así, así gana el Madrid!, Reyes de Europa, somos los reyes de Europa! y otra vez Campeones, campeones! sonaron en una celebración con los jugadores saltando y festejando sobre el terreno de juego.

TE PUEDE INTERESAR:  LaLiga: Almería vs Atlético Madrid - Regreso a la rutina

Ha sido una semana de mucho estrés, con mucho en juego y era el momento de soltar toda la tensión acumulada en una fiesta corta e improvisada, pero suficiente para comprobar el estado de felicidad de los jugadores tras rematar de forma exitosa unos días repletos de ‘finales’. El triunfo ante el City los colocó en semifinales y el del Clásico les deja a un paso del alirón y les permitirá preparar con los cinco sentidos la eliminatoria ante el Bayern.

TE PUEDE INTERESAR:  Malestar en Mallorca por decisiones arbitrales de González Fuertes

Resumen de la noticia

– El Real Madrid celebró la victoria ante el Barcelona con una fiesta en el Estadio Santiago Bernabéu.
– La afición coreó cánticos y celebró el gol de Bellingham marcado en el partido.
– Los jugadores saltaron al terreno de juego para festejar con la afición.
– La celebración fue corta e improvisada, pero reflejó la felicidad del equipo.
– La victoria en el Clásico deja al Real Madrid a un paso del título de liga y les permite enfocarse en la eliminatoria ante el Bayern.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *